top of page

La alianza Maersk y Hapag-Lloyd redefine el horizonte del transporte marítimo

Actualizado: 5 feb


La alianza Maersk y Hapag-Lloyd redefine el horizonte del transporte marítimo

El mundo del transporte marítimo está experimentando cambios significativos con la reciente alianza entre dos gigantes del sector: Maersk y Hapag-Lloyd. Te invitamos a explorar con nosotros en este artículo, los aspectos más importantes de esta colaboración estratégica que puede tener un impacto importante en las tarifas, rutas y tiempos en el mundo de la logística marítima. 


Maersk y Hapag-Lloyd: ¿quiénes son estos dos gigantes?


¿Quién es Maersk?


Hoy en día Maersk es la mayor naviera a nivel mundial, su red de rutas y el alcance geográfico de Maersk se extiende por 50 países dentro de 6 regiones África, Latinoamerica, Europa, Asia-Pacífico, Asia central occidental y Norteamérica, es decir abarca prácticamente todos los principales mercados y rutas comerciales del mundo. Además de su extensión territorial Maersk tiene presencia en diversos segmentos del transporte de mercancías, principalmente en el transporte de contenedores.


¿Quién es Hapag-Lloyd?


Hapag-Lloyd, por su parte, es otro líder mundial en transporte marítimo de contenedores, destaca por su extensa red de rutas y flota moderna. Su presencia abarca mercados clave en Europa, Asia, Norteamérica, América Latina y África. Con una fuerte especialización en servicios logísticos integrales y una flota diversificada, Hapag-Lloyd es reconocida por su compromiso con la eficiencia y la innovación. 


La alianza Maersk y Hapag-Lloyd, Gémini: ¿cómo se ha dado y qué objetivos tiene?


Hapag-Lloyd ha tomado la decisión de abandonar THE Alliance después de ocho años de colaboración, este evento tendrá inicio en febrero de 2025 cuando ambas navieras hayan disuelto sus alianzas actuales, Maersk con MSC (alianza 2M) y Hapag-Lloyd con Yang Ming, Hyundai Merchant Marine, Ocean Network Express (juntos THE Alliance). Este movimiento estratégico marca un cambio importante en la dinámica de las alianzas en el transporte marítimo. Al mismo tiempo, Maersk y Hapag-Lloyd han decidido operar conjuntamente servicios con recaladas limitadas en itinerarios de aguas profundas, con el fin de garantizar mejores tiempos y reducir los retrasos de su servicio, el objetivo brindar una fiabilidad en sus recaladas (paradas o escalas) del 90%.


Lo que hace única a la alianza Gémini es la incursión en "servicios shuttles regionales", una estrategia diferente a la de las alianzas tradicionales que se centran en servicios de aguas profundas. Estos "shuttles regionales" son rutas más cortas y específicas que conectan puertos cercanos, generando un flujo de mercancías eficiente y adaptándose a las demandas específicas de diferentes regiones. Algunas de las ventajas de operar de esta manera es que al tener rutas más cortas se reduce el tiempo total del transporte, se puede utilizar de manera más eficiente la capacidad de carga de los buques, se bajan los costos operativos y se reduce además la huella de carbono. Según Maersk, esperan que este proyecto sea “una red oceánica flexible e interconectada con fiabilidad líder en el sector”. 


Gémini abarcará una flota de 290 buques con una capacidad total de 3.4 millones de TEU (esta es una medida que representa la capacidad de un contenedor estándar de veinte pies de longitud). Maersk poseerá el 60% de esta flota, mientras que Hapag-Lloyd será propietaria del 40%. Este acuerdo crea un gigante a nivel mundial, y es importante destacar que el grupo Luksic, a través de la Compañía Sud Americana de Vapores, llevará consigo el 30% de la propiedad en esta imponente flota conjunta.



¿Qué significa esta alianza para el mercado logístico marítimo?


La alianza estratégica entre Maersk y Hapag-Lloyd podría tener un impacto significativo en los precios del transporte marítimo. Al operar de manera conjunta y optimizar sus rutas, el resultado podría traducirse en una mayor competitividad en costos. Este fenómeno podría influir en la estabilidad de las tarifas y potencialmente generar una presión a la baja en los precios del transporte de contenedores, beneficiando a los importadores y exportadores al reducir los costos logísticos.


La colaboración entre Maersk y Hapag-Lloyd podría generar un escenario desafiante para otras navieras que compiten en el mismo espacio. La unión de estas dos grandes compañías puede crear un entorno más competitivo, obligando a otras compañías a buscar nuevas alianzas o ajustar estrategias que les permitan mantenerse a la par. Además, la presión potencial en los precios y la optimización operativa podrían llevar a un reajuste en el equilibrio de poder dentro del mercado, marcando un nuevo capítulo en la evolución dinámica del transporte marítimo global.


La alianza estratégica entre Maersk y Hapag-Lloyd no solo genera un cambio en las alianzas tradicionales, sino también una respuesta diferente a las demandas cambiantes del mercado. La adopción de servicios shuttles regionales indica una visión orientada hacia la eficiencia, la sostenibilidad y la adaptabilidad a las necesidades específicas de cada región. A medida que estas dos potencias del transporte marítimo unen fuerzas, el horizonte del comercio internacional se redefine, prometiendo un futuro más ágil y sostenible para el transporte de mercancías. 






13 visualizaciones0 comentarios
bottom of page